lunes, 24 de abril de 2017


Campaña naval - Turno 3 - Batalla del Mar Rojo

Este sábado 22 de abril nos juntamos en el nido del águila a jugar el segundo escenario del tercer turno de la campaña aeronaval de la AAW. Por el lado aliado estuvieron Marcelo y Esteban, y por el eje Gabriel y Elíseo.
La acción se produce cuando la 22º flotilla británica integrada por los destructores Inglefield, Intrepid, Ilex, Icarus e Inpulsive, todos de la clase "I" ingresa al mar rojo desde el Mediterráneo rumbo al Indico, aquí son sorprendidos por dos escuadras italianas, una con 4 destructores clase "Sauro" (Sauro, Battisti, Manin y Nullo) y la otra con 3 clase "Leone" (Leone, Pantera y Tigre) con base en Eritrea y orden de hostigar el trafico aliado de la región.
A priori un encuentro parejo, ya que la superioridad numérica italiana se contraponía a los mejor armados británicos (esta clase de DD cuenta con los primeros lanzadores quíntuples de torpedos), pero al ver los navíos del Eje, el comandante británico rehusó el combate y puso fin a la misión encomendada, ya que para cumplirla debía forzar el paso. Ademas rápidamente llegaron dos escuadrillas italianas, la 22° Squadriglia de Caccia equipada con Fiat CR42 y la 42° da Bombardamento con Sparvieros torpederos, estos tardaron en llegar a posición de combate ya que los rápidos destructores británicos, habían girado 180 grados y se mantuvieron por poco fuera del alcance de la artillería italiana, y al momento en que estuvieron en distancia se cubrieron con humo haciendo imposible el disparo. No obstante antes de abandonar la batalla también llegaron desde Aden y Sudan cobertura aérea británica, el 94° Sqn. con Gladiators, el 14° Sqn. con Skuas y el 47° Sqn. con Wellesley.
La cercanía de las escuadras hizo imposible la identificación de blancos, por lo que los aviones de ataque no pudieron atacar, pero nuevamente la iniciativa en el aire la gano el eje y los CR42 interceptaron a los Wellesley, aunque cuando los Gladiators vinieron en su ayuda se transformó en una pelea de perros porque el comandante italiano decidió no atacar a los bombarderos y centrase en los cazas enemigos. A diferencia de los resultados del Mediterráneo aquí en el mar Rojo los Gladiators les dieron una verdadera paliza, ya que derribaron 3 CR42 sin ninguna baja propia.
Así se cerró esta batalla con el escape británico y el hito de la primera victoria en el mar del Eje desde los comienzos de las hostilidades.
Ahora a esperar el turno 4!!!
Daniel para la A.A.W.

viernes, 24 de marzo de 2017

Campaña naval - Turno 3

El jueves 23 por la tarde nos reunimos en el “Nido del Águila” para jugar un escenario de la campaña aeronaval. Marcelo, Gerardo y Esteban comandaron los buques aliados mientras Eduardo y Gabriel los alemanes.
Un convoy compuesto por 15 transportes de 3000 toneladas cada uno rumbo a las islas británicas acompañados por 10 destructores, 2 clase F y 8 clase G, fue interceptado por dos unidades de la Kriegsmarine actuando como corsarios. El convoy llevaba una formación estándar con un perímetro defensivo, cuando con las primeras luces del día divisaron a los corsarios alemanes, ni más ni menos  que el Graf Spee y el Gneisenau 15 cañones de 280 mm entre los dos.
Los alemanes rápidamente formaron línea cruzando perpendicularmente la trayectoria del convoy, los transportes en respuesta forzaron máquinas y giraron dando la popa a la amenaza alemana, mientras los destructores del frente cubrían los transportes arrojando cortinas de humo. El Graf Spee comandado por Eduardo rápidamente centro a uno de los transportes con sus cañones de 280 y con la secundaria de 150mm abrió fuego contra uno de los destructores más cercanos, en cambio el Gneisenau al mando de Gabriel con las principales y secundarias trato de centrarse en los destructores de escolta.
Al segundo turno se había hundido un transporte, pero desde el fondo del convoy aparecieron dos escuadrillas de Swordfish, provenientes del portaaviones Couragerous quien daba escolta cercana al convoy.  Con estos refuerzos de aviones, Esteban ordeno  a Marcelo que lance sus 4 destructores al ataque, mientras Gerardo con parte del resto preparaba una segunda oleada de ataque y daba protección con humo a los transportes.

En este punto cambio la estrategia alemana, ya que dejaron de disparar contra los transportes para centrarse en los destructores. Al carecer de destructores de escolta o de cruceros ligeros, solamente las baterías secundarias son armas eficientes para combatir contra los destructores, muy veloces y agiles de maniobras.  El Graf Spee rápidamente giro dándole la popa a los

veloces atacantes, pero el Gneisenau cruzo su línea por detrás interponiéndose entre su más débil acompañante y los torpedos enemigos. En el acercamiento el Gallant fue hundido y el Foxhound y el Fury fueron dañados, pero estos igualmente completaron la maniobra y lanzaron todos sus torpedos contra el crucero de batalla que les daba la banda, un lanzamiento ideal, de los 8 torpedos, 5 impactaron y solo 3 infligieron daños.

En ese momento ingresaron en la zona de la batalla dos cruceros ligeros británicos, el Ajax y el Arethusa, parte de la escolta cercana, si bien son de los cruceros más pequeños entre ambos suman 14 cañones de 152mm. Parecía que los corsarios se retiraban, pero sorpresivamente regresaron, tratando de rematar a los destructores dañados, aunque por efecto de la distancia y el humo no pudieron rematarlos, en cambio ahora sufrieron el ataque de los Swordfish, que eligieron como blanco al Spee. El intenso fuego antiaéreo de los buques alemanes (que inteligentemente siempre se mantuvieron juntos) derribo a 5, por lo que solo tres realizaron el ataque, de estos uno tuvo un lanzamiento fallido, pero del resto de torpedos impactaron y causaron daños en el Spee.
Nuevamente los buques alemanes amagaron pero no se retiraron, trataron de derribar los aviones sobrevivientes a la salida del ataque, pero sin éxito, al igual que se empañaba la artillería contra los destructores, que entre evasivas y humo ahora lanzaban su segunda ola de ataque. Al ver acercarse los 4 destructores de Gerardo, finalmente los corsarios rompieron contacto.

El saldo del encuentro fue un transporte y el Gallant hundidos, los dos clase F dañados y 5 aviones derribados por parte británica, los buques alemanes no sufrieron daños en las partes vitales pero con averías en su casco, en especial el Spee con casi un 50% de daño.
Fue un juego muy divertido, ambos bandos jugaron para que así sea, además de liquidar 2 litros de whisky y tres botellas de vino pasamos un buen momento en la mesa de juegos.
Queda pendiente el encuentro en el Mar Rojo, que seguramente lo haremos a la brevedad.  
Daniel, para la A.A.W.

sábado, 18 de marzo de 2017

Test de nuevo reglamento

Esta semana, se presento la oportunidad de juntarnos donde Andrés y Verónica para realizar un test al reglamento napoleónico desarrollado por Daniel. Sobre el mediodía ya estábamos presentes los "beta tester", y ya que la mayoría (como corresponde) no habíamos leído el reglamento, Daniel hizo una introducción al mismo, presento las características del juego a representar y el contexto histórico. Se trato de la Batalla de Maida (Calabria, 4 de julio de 1806), un combate ya jugado con otros reglamentos por la peña rosarina.

LAS FUERZAS ENFRENTADAS
Del lado británico una división con tres brigadas de infantería comandadas por Martín, Andrés y Mateo, y por el Imperio Frances: Leandro G., Leandro B.(yo), Diego y Gustavo al mando de tres brigadas de infantería y una de caballería (un regimiento de caballería ligera y una batería a caballo).

LOS OBJETIVOS
De acuerdo al contexto histórico, los británicos desembarcados hace poco al mando del General John Stuart se disponen a pelear contra los franceses, pero al descubrir que están en aparente inferioridad numérica se posicionan en las alturas dispuestas a defender el terreno (OBJETIVO BRITANICO: conservar las cotas). Los franceses comandados por el General Jean Reynier tienen como misión desbaratar la incursión británica. (OBJETIVO FRANCES: desalojarlos del campo de batalla).

LOS PLANES
Los británicos comenzaban desplegados en una linea ocupando la linea de cotas desde su extremo derecho (Martin) hasta el centro (Andres), con una brigada en reserva (Mateo) (no a la vista), presumiblemente en su izquierda.
Los franceses visto el despliegue enemigo decidimos ejecutar un ataque masivo por el frente con las tres brigadas de infantería en el centro en columnas de ataque (de izq. a der: Diego, yo, Leandro G.) con el 1ere Legere, 1ere Bat., a la cabeza, en tiradores haciendo de pantalla, casualmente casi un evento histórico. Gustavo quedaba en nuestro extremo izquierdo amenazando el flanco enemigo. En la derecha confiamos en que nuestra velocidad y  la distancia a la izquierda británica, en ese momento vacía, nos protegería de la amenaza a nuestro flanco.

EL ASALTO
Una vez establecidos los planes, rápidamente se hicieron los primeros movimientos, en el caso francés a 16 cm por turno, la velocidad de las columnas, y una vez en alcance empezamos a recibir el fuego de la batería inglesa, que repartia los daños entre la linea de tiradores y la columna inmediata posterior. La artillería a caballo francesa se había desplegado rápidamente y empezó a bombardear al 78° (Highland), que formado en linea en descubierto en el extremo derecho del despliegue británico no tenia donde retroceder.


Después de marchar a través de toda la mesa el batallón en tiradores estaba al borde de la desintegración por las perdidas, y se había ido achicando dejando los batallones de los extremos sin cobertura pero ya estábamos al pie de la colina, Solo esperábamos que se fugara a tiempo...


Mientras Mateo con las mejores unidades de tiradores británicos había avanzado a nuestro flanco, pero Leandro ya se había anticipado girando un batallón en linea para oponerse. Afortunadamente el contraataque no fue decidido y quedo al borde del alcance de sus mosquetes.




COMENTARIO: los resultados de las tiradas de dados fueron parejos para ambos bandos, y aunque al momento del combate cuerpo a cuerpo, los dos Leandro tuvimos una sucesión de muy malas tiradas, lo concentrado del ataque en ese momento rindió frutos.




Mientras, en nuestra izquierda, Gustavo impaciente decide adelantar sus Chasseur a Cheval para "mosquetear" a los highlanders a ver si de una vez por todas se desbandaban. Lo inesperado fue que Martín reacciona poniendo la unidad en cuadro... delante de la batería a caballo. Al turno siguiente, Diego ya había llegado a la colina por lo que interrumpe la linea de tiro de la batería. Rápidamente Gustavo atela y se encamina a nuestra derecha donde a situación se complicaba. Leandro con la linea se estaba defendiendo de una brigada completa (Mateo) mas una de las unidades de Andrés.
Dramáticamente, en el centro, los tiradores finalmente son dispersados, lo que deja detenidas las columnas un turno mientras se evaden. Luego de resistir estoicamente se produce el asalto general, donde mi brigada termina "hors de combat", pero tanto Leandro como Diego derrotan las lineas británicas poniendo en fuga varias unidades, capturando la batería por lo que el resultado general quedaba definido en victoria francesa.

Con respecto al reglamento, durante el juego mi primera impresión era que el los daños por fuego de la artillería no producía mucho daño, pero a lo largo de tantos turnos las unidades objetivo estaban muy comprometidas. Y el fuego de mosquetería a corto alcance sobretodo con el 2D6 extra de los británicos resulto letal. Pero las meles tienen una resolución rápida, y bastante definitiva. Mi apreciación general es que la resolución del juego, como simulación histórica, funciona correctamente, y los mecanismos de juego -uso de tablas y resolución de combates- son de cierta dificultad, pero después de unos turnos son asimilados. El juego en si mismo duro unas cuatro horas y media, y aunque es una batalla napoleónica chica en cantidad de unidades, requiere de la atención de los jugadores para la correcta marcha del mismo en tiempo y forma. A mi personalmente me gusto y espero ansioso el próximo round!!!

Por Leandro Bernardis Alcain.


La brigada de Diego al asalto.
La captura de la batería.

Los highlanders en fuga pierden las banderas.



viernes, 11 de mayo de 2012

Bienvenidos al Blog de la AAW


La Asociación Argentina de Wargame fue concebida por un grupo de amigos oriundos de Rosario, Buenos Aires y Paraná, entre los que encontramos modelistas, coleccionistas de figuras e investigadores históricos aficionados, quienes compartimos una misma pasión, “el wargame”: un hobbie fuera de lo común y poco difundido como son las simulaciones y reproducción de batallas históricas o supuestas, realizadas en una mesa de juego con figuras en miniatura. Esta actividad genero viajes para hacer juegos y luego organizarnos para coordinar esfuerzos en la conformación de ejércitos y en ampliar la gama de periodos históricos que se pudiesen representar, además de organizar campañas vía e-mail para que todos participen mas allá de la distancia.

Desde finales del año 2003 nuestro grupo de amigos ha aumentado, pues cuanto mas se difunde nuestra actividad mas personas desean participar, pues las puertas de nuestra Asociación están abiertas para toda persona que sea buena gente y quiera entrar al apasionante mundo del wargame.

Enlace al archivo del site de la AAW: http://a-a-w.com.ar/